Interior de un ascensor y su revestimiento

Interior de un ascensor y su revestimiento

Hemos abarcado largo y tendido el tema de la mecánica de los ascensores y su funcionamiento, así como los componentes implicados en él. Pero el interior de un ascensor y su revestimiento resulta igualmente importante, especialmente de cara a los usuarios.

El interior de un ascensor, al igual que el resto de elementos que lo componen debe estar en sintonía con el edificio incorporando los revestimientos adecuados. Su decorado por lo general es sobrio, pero al margen de la decoración estándar que nos podemos encontrar en los bloques de pisos convencionales, los edificios de lujo implementan instalaciones acorde con el diseño implementando accesorios de primera calidad a la cabina que mantienen el diseño exclusivo en su interior.

Materiales empleados en el diseño y revestimientos de ascensores

Estos materiales se añaden tanto al interior de la cabina como a los revestimientos y los detalles tales como marcos de las puertas, botoneras, pulsadores y un amplio etcétera de accesorios que conforman su apariencia. Las tonalidades comúnmente escogidas en los ascensores de lujo contemplan colores oscuros y acabados que imitan a la madera barnizada a los que se le añaden detalles dorados que se colocan estratégicamente en el diseño para conseguir ese aporte extra de distinción.

En los edificios convencionales, el interior de los ascensores apuesta por discretas líneas rectas combinadas con elementos metálicos, acabados relucientes y espejos. Los espejos en la actualidad pueden encontrarse prácticamente en todos los ascensores tanto en los edificios antiguos como modernos porque ofrecen sensación de amplitud, puesto que independientemente de su capacidad, los ascensores tienen un espacio reducido que al estar desprovisto de ventanas y rejillas al exterior pueden resultar claustrofóbicos para algunas personas y los espejos ayudan a liberar visualmente el espacio y desviar la atención de las pareces que refuerzan el aspecto de espacio cerrado.

La iluminación también conforma un aspecto importante en la decoración de ascensores porque además de cumplir la función prioritaria de aportar luz a un espacio cerrado y por lo tanto oscuro, cuando se coloca estratégicamente también proporciona sensación de amplitud mitigando la visión de espacio reducido.

El tipo de lámparas principalmente escogidas para la iluminación son de tipo LED y los tamaños escogidos para los tubos dependerán del resto de la decoración del ascensor y los espacios disponibles, además de suponer un ahorro energético respecto a otros sistemas de alumbrado que implicarían también un mayor coste en la instalación.

Los revestimientos utilizados también deben ir en concordancia con la estética y el diseño del ascensor y en este punto, el acero es uno de los materiales mayormente empleados porque resulta maleable, es limpio y puede adaptarse a una gran variedad de estilos.

El acero está prácticamente presente en todos los ascensores modernos, no obstante, aquellos modelos más antiguos pueden presentar una menor cantidad de revestimiento metálico en sus interiores, aunque igualmente formará parte de rejillas y otros componentes porque este material ha supuesto una constante desde los comienzos de su fabricación.

Erróneamente, a los revestimientos de ascensores no se les presta la debida atención que merecen por considerarse un elemento meramente estético, pero lo cierto es que los revestimientos de ascensores no constituyen únicamente la apariencia interior de la cabina, sino que también se emplean como elemento aislante y protector.

Utilizar elementos de calidad en los revestimientos, no solamente ofrecerá una mejor estanqueidad del compartimento, sino que también contribuirá a reforzar la seguridad de la cabina minimizando los posibles impactos ante accidentes o averías, motivo de vital importancia para no descuidar la importancia de su instalación.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*