Cuadro de maniobras de los ascensores

Cuadro de maniobras de los ascensores

El cuadro de maniobras de los ascensores podría definirse como el centro neurálgico de la máquina mediante el que se controlan las distintas actividades como subir, bajar, las paradas etc y existen distintos prototipos en función de la instalación y las funciones que ésta incluye.

Tipos de cuadros de maniobras según sus funciones

Dependiendo de las funciones implementadas en el cuadro de maniobras podemos distinguir varios tipos con características específicas como se describe a continuación:

Cantidad de ascensores controlados

Los cuadros de maniobra pueden controlar varios ascensores simultáneamente y se distinguen en:

Simplex, si sólo controla un ascensor.

Duplex, si controla dos ascensores por cuadro.

Triplex, cuando controla tres ascensores.

Registro de llamadas

Según el registro de llamadas también podemos distinguir entre varios prototipos de cuadros de maniobras distinguiendo los siguientes modelos:

Cuadro de maniobras universal

Este es el prototipo más común que se instala habitualmente y se distingue porque incluye en la botonera tantos pulsadores como plantas tiene un edificio. Este tipo de cuadro es el que encontramos habitualmente en los bloques de pisos y funciona estableciendo una prioridad de llamada en función del piso más cercano en el trayecto.

Por lo general, este tipo de ascensores se emplea en edificios de pocas plantas porque tienen la particularidad de que no se puede reprogramar la llamada durante el trayecto, es decir, se precisa finalizar el recorrido para seguir marcando, lo cual ofrece un rendimiento poco productivo en edificios con plantas numerosas. Este modelo también es comúnmente empleado en los montacargas.

Colectiva de descenso

Este segundo subtipo de cuadro abarca funcionalidades más complejas que permiten reprogramar el recorrido añadiendo nuevas llamadas sobre la marcha, aunque las llamadas de cabina tienen prioridad sobre las que se vayan añadiendo desde los rellanos.

El cuadro colectivo es reprogramable durante la subida y durante la bajada, esto quiere decir que en ambas direcciones quien tiene la prioridad es el usuario que ha marcado el piso desde la cabina y el sistema atiende la petición por orden de proximidad, pero a diferencia del modelo anterior, también es capaz de añadir a la programación del trayecto las llamadas que se efectúen desde los rellanos para incluirlas en el recorrido.

Este formato resulta mucho más factible en pisos con muchas plantas y rellanos donde se prevé que haya gente saliendo y entrando constantemente para evitar el tiempo que se tardaría al tener que esperar que el recorrido finalice para añadir nuevas peticiones al trayecto efectuado.

Colectivo de subida y bajada

Este tercer tipo de cuadro de maniobra se implementa habitualmente en ascensores industriales como los de los hoteles u hospitales. Básicamente funciona como el anterior con la salvedad de que en los pulsadores de llamada se incorporan dos botones para especificar la dirección ( de subida o de bajada), además del piso al que se pretende ir.

De igual forma que el cuadro de descenso, el cuadro de subida y bajada prioriza las llamadas de cabina y atiende las nuevas llamadas que se efectúen desde los rellanos incorporándolas al trayecto sin necesidad de parar respetando la dirección, lo que significa que si el ascensor está subiendo, atenderá las llamadas del rellano que se estén efectuando en el mismo sentido.

Esta configuración ofrece un excelente rendimiento para los supuestos mencionados anteriormente, pero no resultaría factible su instalación en un bloque de pisos convencional porque el uso incorrecto y repetido de la doble direccionalidad conduciría inevitablemente a su desgaste y deterioro de sus funciones.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*